Nuevo Noticia
Luz Estela Mart韓ez Montoya, auxiliar administrativa encargada de la interventora del servicio de alimentaci髇 en la Cl韓ica Medell韓, reconoce que formar parte de la instituci髇 le ha cambiado su vida.


Luz Estela recuerda muy bien la fecha en la que se incorpor como empleada a la Cl韓ica Medell韓, fue exactamente el 28 de enero de 1991, es decir, hace 32 a駉s y 8 meses. Su contrataci髇 fue algo particular pues inicialmente la convocatoria para el cargo fue atendida por su hermana menor, pero por su corta edad, no fue posible su contrataci髇.

揈l puesto no era realmente para m. Hace muchos a駉s trabajaba en la instituci髇 una cu馻da en servicios generales en el 醨ea de oficios varios y ella trajo la hoja de vida de mi hermanita. Ella no pas porque era muy joven, entonces mi cu馻da me dijo, 懣por qu entonces no aplicas vos a la convocatoria?, dame tu hoja de vida, y as fue, yo le entregu mi hoja de vida, pese a que en ese momento estaba trabajando en una empresa de estampados, relata Luz Estela.

Poco tiempo despu閟, Luz Estela recuerda que fue convocada a una entrevista en la que le indicaron que para el cargo al que aspiraba, en el 醨ea de servicios generales, no hab韆 vacantes en ese momento, pero en el 醨ea de alimentaci髇 exist韆 una posibilidad de ser empleada.

Luz Estela no lo dudo y acudi a una nueva entrevista en la que fue seleccionada para reforzar el equipo del 醨ea de alimentaci髇 de la Cl韓ica Medell韓. Despu閟 de ese d韆, su vida tom un nuevo rumbo.

揋racias a esa oportunidad, hoy puedo decir que han pasado32 a駉s llenos de felicidad, pero tambi閚 de agradecimiento con una instituci髇 que me lo ha dado todo. Me permiti trabajar en algo que me gusta y me llena de orgullo, me dio la oportunidad de formarme, de construir una familia, de darle calidad de vida a mis hijos, pero, sobre todo, de aportar al bienestar de las personas, en especial al de los pacientes, comenta nuestra profesional destacada, quien es tecn髄oga en gesti髇 comercial de negocios.

Luz Estela ha tenido la oportunidad de recorrer las distintas sedes de la instituci髇, as como desarrollar diversas labores. Sus inicios se dieren evidentemente hace 32 a駉s en la sede Centro, donde estuvo cinco a駉s; luego pas a El Poblado, casi al momento de la inauguraci髇 de dicha sede, y, posteriormente, lleg a la sede Occidente en 2014.

Pr醕ticamente desde ese mismo momento fue nombrada en propiedad como interventora del servicio de alimentaci髇 en la Cl韓ica Medell韓. No ha sido un camino f醕il, por mementos Luz Estela, como se dice popularmente, 揾a querido tirar la toalla, pero su deseo por salir adelante, progresar y aportar a la instituci髇 ha pesado m醩 y hoy en d韆 se siente feliz por ser parte activa del crecimiento y mejoramiento del servicio de alimentaci髇 institucional.

揜ecibir el agradecimiento, reconocimiento de la labor y el cari駉 de la gente es muy gratificante. Mi mejor recompensa es pasar por los comedores, corredores o habitaciones de la Cl韓ica y recibir buenos comentarios, eso me llena de satisfacci髇, relata Luz Estela.

Su vida fuera de la instituci髇

Luz Estela se siente orgullosa de su familia, es casada, tiene dos hijos y una nieta de cinco a駉s, quien es una de sus mayores alegr韆s.

揗is hijos ya son independientes, ya no est醤 con nosotros en la casa, pero uno como mam nunca deja de estar pendiente de ellos para apoyarlos, aconsejarlos y hasta para 慾alarles las orejas. Yo siempre estar ah para ellos, subraya nuestra profesional destacada.

En sus tiempos libres Luz Estela aprovecha para recargarse con la compa耥a de su familia, en especial de su nieta Susana. Tambi閚 aprovecha para ir a su finquita, como ella la llama, ubicada en Marinilla, donde se desconecta de su rutina y se llena de energ韆.

揓unto con mi esposo tenemos una finquita, en ella tenemos sembrados aguacate y romero. Cuando ya no est ac en la Cl韓ica ese va a ser mi pasatiempo, va a ser mi espacio de retiro, comenta Luz Estela, quien est muy pr髕ima a pensionarse.

Luz Estela tambi閚 comenta que dentro de la instituci髇 ha podido cultivar un maravilloso grupo de amigas. 揟enemos un grupito con el que salimos y celebramos los cumplea駉s, me encanta compartir con ellas, no lo hacemos muy a menudo, pero en el a駉 salimos por ah 5 o 6 veces, compartimos y disfrutamos mucho esos espacios, agrega.

Por 鷏timo, Luz Estela al hablar del momento de decirle adi髎 a su labor en la instituci髇, tras la llegada de su pensi髇, advierte que va a extra馻r mucho todo lo que hace, pero tambi閚 reconoce que la ilusiona poder dedicar m醩 tiempo a ella y a sus seres queridos.

De su trabajo en la Cl韓ica Medell韓 exalta que siente satisfacci髇, pues tiene la tranquilidad de que desde su llegada ha puesto toda su pasi髇 y amor, y lo seguir haciendo hasta el mismo momento en el que diga adi髎, enfatiza.


Artículos sugeridos

Ver más
Calificaci髇:
Nombre:
Email:



Nuevo Mi documento