Las diferencias entre las pruebas para diagnosticar la COVID-19

Nuevo Noticia
Si tienes dudas sobre la precisión y la manera en la que se toman estas muestras, aquí te las explicamos.


Debido al comportamiento que ha tenido la propagación del contagio por COVID-19 en las últimas semanas en Colombia, con un incremento en el número de casos positivos, las autoridades de salud han hecho esfuerzos por garantizar que el país cuente con la disponibilidad suficiente de pruebas de diagnóstico que apoyen las labores de vigilancia y control epidemiológico durante la pandemia.

En la actualidad, existen tres tipos de pruebas. A continuación, explicamos las ventajas y las desventajas de cada una, con ayuda del doctor Miguel Pinzón, médico infectólogo de la Clínica Medellín.

1. Prueba de diagnóstico mediante PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa)

Esta prueba permite detectar el material genómico del virus. Entre sus ventajas, el doctor Pinzón señala que esta es goal standard, quiere decir que es un test de referencia que ofrece la máxima fiabilidad del diagnóstico, en un plazo de 7 a 10 días después de que el paciente contrajo la infección.

El procedimiento para la toma de muestras demora pocos segundos, aunque le genera incomodidad al paciente, ya que se le debe introducir por la nariz un hisopo o una varita con algodón en sus extremos, para recoger secreciones que son analizadas para detectar la presencia o no del virus.

Hay otras maneras de hacer la prueba PCR, por un lavado broncoalveolar o aspirado traqueal, que consiste en introducir una sonda por vías aéreas (nariz o boca) hasta la tráquea o los bronquios para recoger las muestras y enviarlas al laboratorio. Sin embargo, debido a que son muy invasivas es poco frecuente que se opte por esta alternativa.

Uno de los problemas de la PCR es la sensibilidad de la muestra, ya que es solo del 65 % (ideal que sea lo más cerca posible al 100 %). De acuerdo con esto, si la prueba da positivo, no hay dudas del diagnóstico, pero si sale negativo, el resultado no es confiable y hay que repetirlo en las siguientes 48 a 72 horas, en ocasiones, o apoyarse en otras pruebas diagnósticas.

Otro inconveniente es su alto costo en el mercado, que limita el acceso a las personas que, de forma particular, deseen hacerse la prueba.

2. Prueba del antígeno

Esta aún no está disponible en Colombia, y recién está en estudio su utilización. Consiste en una prueba del antígeno, una molécula o sustancia que tiene la capacidad de generar una reacción inmunogénica del cuerpo.

La muestra se toma igual que la prueba PCR, por medio de un hisopo, pero presenta un inconveniente importante, en palabras del doctor Miguel Pinzón: que la fiabilidad del resultado del diagnóstico dependerá en gran medida del momento de la infección en que esta se recoja. Si se hace muy temprano, al comienzo de la enfermedad, puede que aún no marque positivo, es decir, un “falso negativo”.

Un punto a su favor es que el resultado lo entregan en unos treinta minutos, siendo muy rápido y eficiente, y se le puede aplicar a cualquier persona.

3. Las pruebas rápidas

Si bien este no es su nombre técnico, así han sido conocidas en el país durante la pandemia. Explica el doctor Pinzón que estas pruebas miden dos tipos de anticuerpos: IGG e IGG, que son proteínas que genera el cuerpo en respuesta a una infección.

Los anticuerpos IGN corresponden a la infección más aguda, que empieza en la fase inicial de la enfermedad por COVID-19, son detectables después del séptimo día y el resultado dará positivo durante unas semanas más, hasta que estos desaparezcan.

Por su parte los IGG son anticuerpos de respuesta tardía o de convalecencia, ya que se quedarán en el cuerpo por unos meses más, como respuesta o cicatriz serológica de la infección una vez el paciente se cura de esta. Este tiempo aún no ha sido determinado, por eso no es posible saber si esto genera una inmunidad permanente al contagiado.

Estos anticuerpos son útiles cuando han pasado más de una semana desde el inicio de los síntomas por COVID-19, o al entrar en contacto con un contagiado.

Si la persona es positiva, la sensibilidad de estas pruebas es cercana al 99 %. Además, según sugerencia de la Asociación Colombiana de Infectología y el Ministerio de Salud, las pruebas rápidas son idóneas para personas asintomáticas, y generalmente se les efectúan al personal en riesgo como los trabajadores de la salud o empresas con un alto flujo o cuya labor es esencial y no puede parar, ya que el tamizaje secuencial permite un manejo adecuado del cerco epidemiológico en la seguridad y la salud en el trabajo.

En cualquiera de los casos, el mensaje del doctor Miguel Pinzón es que para hacerse una prueba por COVID-19, lo recomendable es acudir a centros reconocidos o laboratorios de trayectoria y experiencia.

Ver más

Calificación:
Nombre:
Email:



Melisa
Hola buenas noches , yo me hice la prueba en la clínica las americas y fue por medio de una sonda por la nariz , no me dolió en lo absoluto , esta prueba es mejor que la del copito ?
1 Nov 20
3 meses 29 días 6 horas 1 minuto

Mary Selene Hoyos
Buenos días.. por favor me aclaran como se toma la prueba rápido. O cuál es el medio para la obtención de la muestra
12 Ago 20
6 meses 20 días 16 horas 27 minutos

Nuevo Mi documento
Ver más
Nuevo Mi documento
Ver más