Nuevo Noticia
En el proceso de tratamiento, control y recuperaci髇 de los pacientes con enfermedades cr髇icas y oncol骻icas, hay unos actores muy importantes que sirven de enlace entre el personal m閐ico y el paciente: los cuidadores.


Estas personas, que por lo general son familiares del paciente, pero tambi閚 pueden ser allegados o conocidos cercanos, son responsables del apoyo y el cuidado de su enfermedad en casa, y sus tareas van desde el acompa馻miento y la asistencia de sus necesidades b醩icas (alimentaci髇, aseo personal, la movilizaci髇, el cambio de posici髇, entre otras), hasta la participaci髇 en el tratamiento m閐ico como el suministro de los medicamentos en casa.

Esta labor desinteresada es clave pues los pacientes con enfermedades cr髇icas y oncol骻icas requieren una asistencia permanente en su tratamiento, pero por la cuota de responsabilidad que implica, expone a los cuidadores a cambios en sus h醔itos y comportamientos que pueden conducir a involucrarse en un proceso emocional al que se le debe prestar la debida atenci髇, sugiere Diana Muriel, la jefe del servicio de Psicolog韆 de la Cl韓ica Medell韓.

揝i nosotros no cuidamos de ese cuidador, se puede configurar algo que se llama claudicaci髇 emocional. Proveer cuidado es un reto personal que nace de los sentimientos de gratitud y responsabilidad, pero en el proceso se pueden presentar otras sensaciones: miedos, tristeza, desconcierto, agotamiento, aislamiento e irritabilidad; incluso surgen s韓tomas f韘icos que incluyen cansancio, alteraciones en el sue駉 y la alimentaci髇 -sus horarios cambian seg鷑 los del paciente-, dolores musculares y de cabeza, entre otros, puntualiza nuestra invitada.

Lo anterior puede desencadenar, en principio, en el S韓drome del cuidador quemado, que es una forma de Burnout en cuidadores, que se manifiesta con agotamiento f韘ico, mental y emocional, que termina por agobiar al cuidador.

Dichas sensaciones se desbordan y entonces la persona que asiste al paciente se convierte, a su vez, en otro paciente, con los debidos riesgos que esto implica para quien padece de la enfermedad cr髇ica y oncol骻ica, que por su naturaleza requiere de una atenci髇 constante.

揈l cuidador que pasa por esta situaci髇 claudica emocionalmente, es decir, que siente incapacidad para ofrecer una respuesta adecuada a las m鷏tiples demandas y necesidades del paciente, dice 憏a no m醩 y aunque quiera ayudar, est tan fatigado f韘ica y emocionalmente que no se preocupa por las tareas del cuidado del paciente ni las propias, advierte Muriel.

Estos s韓tomas se expresan con mayor frecuencia cuando el paciente tiene una enfermedad cr髇ica y oncol骻ica, pues sus cuidados requieren mayor atenci髇 y dedicaci髇 que aquellas patolog韆s m醩 sencillas.

緿e qu trata 慤nidos somos m醩?

Este programa de la Cl韓ica Medell韓, liderado por el servicio de Psicolog韆, le brinda al cuidador estrategias para que su labor sea ben閒ica para el paciente al que asiste, pero tambi閚 para s mismo.

Se brindan pautas de autocuidado y expresi髇 emocional, explica la jefe de Psicolog韆, para que reorganice sus tareas y tambi閚 tenga la capacidad de expresar sus emociones, compartirlas y que sienta que no est solo en el proceso.

揕a labor la hacemos de manera individual, desde psicolog韆 atendemos al paciente, pero tambi閚 a su familia. Con los cuidadores tratamos de conformar grupos para que compartan sus experiencias, si tienen alguna queja emocional, y en caso de que sea necesario remitimos al cuidador a psicoterapia, dice Muriel.

En los espacios de interacci髇 con los cuidadores, 慤nidos somos m醩 se articula con el servicio de enfermer韆, para capacitar a los cuidadores en algunos cuidados que se deben brindar al paciente cuando est en casa.


Artículos sugeridos

Ver más

Calificaci髇:
Nombre:
Email:



Nuevo Mi documento